Previous Next

Hong Kong: Profesión Solemne de Fray John y renovación de Reynaldo y Martín

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ayer la Casa San José y la Orden de Predicadores se regocijanron al presenciar la profesión solemne de uno de nuestros Hermanos. Por la noche, la comunidad y los hermanos de Hong Kong se reunieron con el hermano John, OP. en la ceremonia litúrgica de su profesión solemne. El editor se atreve a preguntar a todos los frailes lectores: ¿recuerdan cuando dijeron “Te obedeceré a ti ya tus sucesores hasta la muerte”? o "¿te atreverás a pronunciar la misma declaración cuando llegue tu momento?"

El Prior Provincial presidió la oración de la tarde y recibió la Profesión Solemne de nuestro hermano John. Se pidió al escritor que redactara una breve crónica sobre el evento. Mi primera idea fue describir el evento y pensé que no sería suficiente, entonces reflexiono sobre la idea de preguntar al Hno. John si tenía algo que decirle al "mundo"; de alguna manera, lo entrevisté. Al principio me decía: “¡Por ​​favor, no digas nada de mi sentimiento emocional durante la profesión!”. Acepté, aunque el hermano John lloraba mientras pronunciaba la fórmula de la profesión. Posteriormente sus palabras fueron: "la vieja vida ya pasó, yo renazco ahora".

Esta afirmación me hace pensar que las palabras de nuestro Prior Provincial tienen sentido al final, todos somos seres humanos con un bagaje e historia personal, pero llamados al servicio del Señor, y que habrá momentos en los que nuestra acogida de La voluntad de Dios nos hace totalmente libres. Creo que este es el renacimiento que John quiere señalar.

La entrevista continuó y el hermano John dijo: “Continúo en mi compromiso con la vida religiosa pero no soy lo suficientemente fuerte ... así que ... sin la ayuda de otros no puedo hacer nada”, me atreví a preguntarle, “¿cúal ayuda? " y él respondió: "De Dios y de ustedes". ¿Necesitamos un ejemplo más profundo de vida comunitaria?

Además, John continuó y dijo: “... Lo repito de nuevo“ a quien necesite mi ayuda, haré todo lo posible para ayudarlo, pero también necesito toda su ayuda. Hay una frase que siempre recuerdo 'no pienses en lo que la gente puede hacer por mí, piensa, más bien, en lo que puedo hacer yo por los demás' ”. ¿Necesita el hermano John darnos más ejemplos de la vida dominicana?

¡Nos regocijamos y nos alegramos porque el Señor ha llamado al hermano John a esta vida! ¡Que Dios, que ha comenzado esta obra en él, la lleve a su término!

Asimismo, en esta alegre celebración los hermanos Martín y Reynaldo (de Macao) renovaron su profesión simple, y con la ayuda de Dios, algún día harán la profesión solemne.

A tan maravillosa ocasión siguió, como dice el refrán común español “después de la mística viene la mástica”, una cena fraterna acompañada de algunos de nuestros hermanos del Priorato de San Alberto, mientras disfrutábamos de la comida y agradecíamos a Dios por llamar obreros a la cosecha.

Por Fray Reynaldo Chang, OP.