HISTORIA

La misión de la Provincia Nuestra Señora del Rosario en Japón comenzó en el año 1602, Cuando el Capítulo Provincial decidió enviar frailes para socorrer a las comunidades cristianas que estaban siendo diezmadas por la persecución. Los primeros años fueron muy difíciles, pero al mismo también un tiempo de gracia predicándose el Evangelio con gran éxito y frutos apostólicos (muchas conversiones e incorporaciones a la Orden, muchos de los cuales serán posteriormente mártires), por ello, la misión floreció hasta el año 1637, cuando fue abruptamente interrumpida por la persecución religiosa, durante la cual gran número de miembros de la Familia Dominicana dieron su vida como testimonio de su fe.

Al permitirse de nuevo la vuelta de misioneros católicos extranjeros, nuestros hermanos regresaron a Japón en 1904 para hacerse cargo de la misión del territorio de la isla de Shikoku, constituido en Prefectura Apostólica el 27 de enero de 1904.

La Provincia nombró Vicario Provincial al P. José María Álvarez, quien 16 de agosto de 1904 se establece en Kochi y posteriormente el 2 de octubre de 1904 llegan a Kochi 4 frailes más: Tomás de la Hoz, Faustino Rodríguez, Millán Domínguez y Celestino Arbás, instalándose en la parroquia de la ciudad de Kochi, y desde allí comenzaron su apostolado.

En 1912 y 1913, el P. Provincial Buenaventura García de Paredes al hacer la visita canónica mandó edificar casas nuevas exentas del Ordinario, reorganizando así el Vicariato y dando independencia a los frailes para que pudieran impulsar su acción misionera.

En 1949 la Santa Sede dividió la Prefectura Apostólica de Shikoku en cuatro distritos eclesiásticos, adecuándose al territorio de las cuatro provincias civiles de la isla. A nuestro Vicariato se le encomendó el territorio de la provincia civil de Ehime, por lo que sus esfuerzos misioneros se centraron en ese territorio.

En 1963, la Prefectura Apostólica de Shikoku fue erigida en diócesis con el nombre de “diócesis de Takamatsu”.

Desde la reapertura de la misión, el Vicariato optó por la evangelización en parroquias y la educación cristiana de la juventud, y formación de comunidades cristianas. Para ello se fundaron escuelas infantiles, el colegio Aiko, residencias de estudiantes y comunidades parroquiales.

  1. Escuelas infantiles:

Aiwa en Uwajima, Seibo en Yawatahama, Tenshi en Iyo, Umi no Hoshi en Matsuyama, Seibo en Dogo, Wakaba en Imabari, Maria en Saijo y Aiko en Niihama.

  1. Colegio:

Colegio Aiko en Matsuyama (1952-)

  1. Residencias de estudiantes:

Residencias Sto. Tomás en Matsuyama (1956-) y Sto. Domingo en Tokio (1959-2010).

  1. Parroquias:

1). Iglesias parroquiales ya existentes y en las que nuestros frailes trabajaron y desarrollaron aún más: Kochi (1904 -1949), Tokushima (1905-1949), Uwajima (1906-), Takamatsu (1918-1949), Yawatahama (1937-).

2). Iglesias parroquiales fundadas y desarrolladas por el Vicariato: Akaoka (1933-1950), Awa-Ikeda (1933-1938), Shinhonmachi (Enoguchi-Kochi) (1937-1949), Matsuyama (1905-), Imabari (1926-), Niihama (1937-1996), Saijo (1949-), Iyo (1953-), Dogo (Matsuyama) (1957-), Hojo (1968-2002).

Contribución del Vicariato a la Iglesia Local:

La contribución del Vicariato ha sido generosa y crucial para la fundación de la Iglesia local. Los frailes no solo han predicado el Evangelio y formado a muchos fieles, sino que para apoyar a la nueva diócesis de Takamatsu, las iglesias, los terrenos de las iglesias y los terrenos de las escuelas infantiles fueron donados a la diócesis.

Contribución del Vicariato a la fundación de la Orden en Japón:

  1. A. El vicariato siempre ha promovido y formado vocaciones nativas para

La Orden, por ello ha establecido las siguientes comunidades con sus ministerios específicos:

- En 1956 se fundó el Convento de San José de Matsuyama, primero como casa religiosa exenta para albergar a los frailes que trabajan en el colegio Aiko y posteriormente en 1968 fue erigida en convento. Finalmente, El Capítulo Provincial de 2005, incorporó la casa del Sagrado Corazón de Matsuyama al convento de San José, transformándose así en la única comunidad en Matsuyama, por lo que desde 2006 alberga a todos los frailes que trabajan en el colegio Aiko, las parroquias y escuelas infantiles de la región de Ehime.

- En 1959 se inició la misión en Tokio, fundando una casa religiosa exenta y la residencia universitaria de Sto. Domingo. Por deficiencias en la construcción del edificio y su peligrosidad, tuvo que ser derruida en 2010.

- En 1989 se fundó la Casa de Santo Domingo de Nishinomiya como casa religiosa exenta sobre una propiedad de la archidiócesis de Osaka, con la misión de ser comunidad-residencia de los frailes dedicados a la enseñanza en dicha región.

- En 2016 se fundó la Casa de Ntra. Señora, Reina de los Mártires, en Fukuoka como casa religiosa filial del convento de San José, junto a la parroquia propia de la Orden, para atender dicha parroquia y como centro misional de la región de Kyushiu.

  1. El Vicariato ha ayudado a las religiosas dominicas, en particular a las hermanas de la Congregación Misioneras de Santo Domingo, a quienes han promovido, dirigido y también donado propiedades.
  1. El Vicariato ha fundado y dirige varias comunidades de dominicos seglares y la cofradía del Rosario en Japón.
  1. El Vicariato, siempre ha cooperado en proyectos comunes con otras provincias dominicanas en Japón, por ejemplo: 1. Durante varios años (1951-1955), el Vicariato participó en el proyecto de la Casa interprovincial de Kyoto, en cooperación con las provincias de San Alberto de EEUU y Canadá. 2. Ayudando en la parroquia del Vicariato Canadiense en Tokio, incluso como párrocos (2002- 2010). 3. Y más recientemente, a partir de marzo de 2016, nuestro vicariato se hizo cargo de la parroquia propia de la Orden en Hakozaki (Fukuoka), fundada por el vicariato canadiense.

Contribución social del Vicariato:

Especialmente durante los años de pobreza y carestía de la posguerra, el Vicariato colaboró generosamente en la ayuda a los necesitados a través de dispensarios en nuestras casas y parroquias.

En este contexto, se asumió en 1954 la dirección del hospital psiquiátrico Kinen de Matsuyama, gestionando y trabajando en él hasta el año 1959.

El Vicariato continúa prestando ayuda a los necesitados desde nuestras comunidades, parroquias y centros educativos.

Convento de San José de Matsuyama

El Convento de San José de Matsuyama fue fundado en 1956 como casa religiosa exenta para albergar a los frailes que trabajan en el colegio Aiko. Posteriormente en 1968 fue erigida en convento, y por orden del Capítulo Provincial de 2005 (n.214), la casa del Sagrado Corazón se incorporó al convento de San José, transformándose así en la única comunidad en Matsuyama, por lo que desde 2006 alberga no solo a los hermanos que trabajan en el apostolado docente en el colegio Aiko, sino también a los que trabajan en las parroquias y escuelas infantiles de la región de Ehime.

Es la casa de formación del Vicariato y además dentro del convento se encuentran las oficinas del Vicariato y habitaciones para los hermanos mayores y enfermos. Por lo cual, el convento de San José es la casa central del Vicariato.

Colegio Santo Tomás de “Aiko”
Institución Educativa "ROSARIO GAKUEN"
Parroquia Sagrado Corazón de Matsuyama
Parroquia HAKOZAKI Fukuoka
Casa de Santo Domingo Nishinomiya