Previous Next

El 11 de mayo de 2018 tuvo lugar el traspaso de la parroquia de Hakozaki (Fukuoka, Japón) a nuestra Provincia.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

 

 

Los Dominicos del vicariato de la Provincia Nuestra Señora del Rosario en Japón, celebraron una eucaristía en acción de gracias por el traspaso de la parroquia de Hakozaki (Fukuoka) al norte de la isla de Kyushiu en Japón, el 8 de julio, aun cuando el traspaso de la propiedad del Vicariato de los Dominicos de la Provincia de Canadá, donde la parroquia está ubicada, se firmó el 11 de mayo.

La Misa solemne de Acción de gracias fue presidida por el Obispo de Fukuoka, Mons. Domingo Ryōji Miyahara a las 10:00 am. El temporal de lluvias, que causó problemas por inundaciones y derrumbes el día anterior, forzó a suspender los trenes e impidió la llegada de más frailes y fieles. 

El P. Bonifacio G. Solis, OP, Prior Provincial de la Provincia de Nuestra Señora del Rosario, junto con el P.  Michel Giard OP, anterior párroco de la provincia de Canadá, el P. Mariano González OP (vicario), el P. Alberto Sáiz OP (prior de Matsuyama), el P. Antonio Lee OP (actual párroco) y el P. Pedro Thoai OP, asignado en Fukuoka, participaron activamente en la celebración. 

Durante la Misa se hizo una ofrenda muy especial para simbolizar el traspaso de la parroquia a nuestra provincia. Se preparó una estatuilla de la Virgen, que simbolizaba la Iglesia de Hakozaki. Un grupo de fieles colocados a lo largo del pasillo central de la iglesia fueron pasando la estatuilla de la Virgen de mano en mano, y a cada paso, se leía una parte de la historia de la parroquia desde su fundación. Una niña fue la última en recibir la imagen de la Virgen y la entregó al P. Michel Giard OP y éste al Padre Provincial. El P. Solís la presentó a Obispo para su bendición y posteriormente fue colocada sobre una mesa frente al altar. 

Al terminar la Eucaristía, se tuvo un ágape fraterno, en el que el Obispo y los frailes participaron en un amistoso diálogo con los fieles de la parroquia.

Nuestra Provincia se compromete a continuar la misión de la Orden en Fukuoka e intentará desarrollarla con una característica ¨ad gentes¨.